Los cinco en el páramo misterioso, de Enid Blyton

Los cinco en el páramo misterioso, de Enid Blyton
Ficha técnica:
Título: Los cinco en el páramo misterioso
Título original: Five go to mystery moor 
Serie: The famous five (Nº 13)
Autor: Enyd Blyton.  Editorial: Juventud
Año: 1968
Número de páginas: 166
Puntuación: 2/5

      Ciertamente ha sido una decepción volver a leer este libro, el cual tenía como uno de los hitos de mi infancia. Creo que lo tenía demasiado idealizado, cuando en realidad se trata de una obra muy simple y plana tanto en su estructura como en su argumento e incluso en la formación de los personajes. Trataré de explicarme.

      El argumento consisiste en un grupo de chicos que pasan unos días en un campamento ecuestre, montando a caballo, alimentándolos y limpiándolos adecuadamente. Sin embargo, sus ganas de aventuras les llevan a adentrarse en un páramo solitario en el que una carabana de gitanos suele acampar. Ahí comienza a desarrollarse la historia, cuando los chicos van a investigar qué asuntos lleva a un grupo de gitanos a ocupar un lugar tan recóndito y apartado como es ese misterioso páramo.

      Toda la primera parte del libro es una presentación de los personajes y de sus tareas cotidianas en el campamento. De todo esto no se saca gran sustancia, ya que es una mera descripción de tareas que realmente resulta aburrida. Tampoco se describe la personalidad de los personajes, ni se les ve evolucionar a lo largo de la obra. Podríamos decir que son más bien planos e insustanciales.

      Esos chicos los que a pesar de su corta edad, viajan solos a caballo, duermen en lugares inhóspitos y toman decisiones que no son recomendables ni siquiera para un adulto. Ciertamente la irresponsabilidad parece algo cotidiano entre el grupo y sus cuidadores. O tienen los peores padres del mundo, o la mentalidad de los años sesenta, cuando se escribió la novela, era muy diferente a la actual.

      Esta novela en realidad forma parte de una colección de 21 libros, todos ellos escritos por Enid Blyton, una escritora londinense que a pesar de tener otras muchas novelas publicadas (la gran mayoría destinadas a un público juvenil), saltó a la fama por esta colección de los cinco.

      Quizá sea debido a que es el producto de una época determinada, todo el libro desprende un tufillo machista y xenófobo que a mí particularmente me ha molestado. El machismo está impregnado a lo largo de toda la obra, siendo diferentes las tareas que realizan los chicos y las chicas, las expresiones utilizadas y el lenguaje soterrado que demuestra una clara desigualdad entre géneros. Para colmo, hay un par de chicas que imitan a los chicos porque estos son valientes ágiles. No quieren ser chicas porque de todos es sabido que las mujeres son asustadizas, no practican deportes y deben realizar las tareas domésticas. La xenofobia también está presente, ya que se muestra a la población gitana como los malos de la historia: maleducados, huraños, sucios, ladrones, etc. Incluso parece que el maltrato infantil está aceptado entre dicho grupo de gitanos. Esto ya es el colmo en un libro que supuestamente está destinado al público juvenil, a la cual en lugar de transmitir ciertos valores sociales, les inculca una mentalidad arcaica y ampliamente superada incluso para la época en la que se escribió esta novela.

      Por todo lo anterior, esta novela me ha decepcionado. Aún no se el por qué me gustaba tanto cuando era niño. Será que todo se ve diferente bajo la perspectiva de la inocencia infantil.

Mi puntuación personal


      2/5

¿Te ha ocurrido eso de releer como adulto algún libro de tu infancia y cambiar completamente tu opinión sobre el mismo? Házmelo saber en los comentarios.

Comentarios

  1. Hola!
    Lamento que te haya decepcionado el libro y arruinado el recuerdo que tenías de él. Supongo que es el riesgo que se corre al releer un libro. Pero desde luego un libro que resulte machista y xenófobo como mencionas, agradable no es.
    Yo recientemente leí un par de libros de la autora y aunque no percibí la xenofobia si que note la ligereza en la educación de los niños y el machismo.
    Muchas gracias por tu reseña! Un abrazo! Nos leemos pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elena,
      Efectivamente, los recuerdos de la infancia en ocasiones hay que dejarlos en la infancia. También me ha ocurrido con alguna serie de televisión que adoraba cuando era niño y al volverla a ver de adulto, me he dado cuenta que en realidad era terrible. En fin, creo que cuando somos niños idealizamos muchas cosas que realmente no son lo que parecen.
      Un saludo!
      Nos leemos!!

      Eliminar

Publicar un comentario