Dune, de Frank Herbert


Dune, de Frank Herbert
Ficha técnica:
Título: Dune
Serie: Dune (Nº1)
Autor: Frank Herbert
Editorial: Plaza & Janés
Año: 1997
Número de páginas:702
Puntuación: 3/5

      Llevaba mucho tiempo queriendo leer esta obra porque en todas las listas de novelas de ciencia ficción aparece como una de las más destacadas y con mejor puntuación. Sin embargo, a mí no me ha parecido tan excepcional como había imaginado en un principio. Quizá sea porque comencé a leerla con demasiadas expectativas. Así, a pesar de que haya un grupo de seguidores muy fieles a esta saga que no compartan mi opinión, trataré de justificarla.

      El caso es que se trata de una Space Opera que se desarrolla en un grupo de planetas dominados por una sociedad muy jerarquizada en la que existen unos gobernantes (duques, barones, emperadores, etc.) cuyo afán es mantenerse en el poder y enriquecerse. El principal producto es una especia llamada melange que se produce únicamente en Arrakis, un planeta desértico habitado por unos  voraces gusanos gigantescos que se desplazan enterrados bajo la arena. El comercio de la especia (que en realidad es una droga que alarga la vida y produce gran energía) genera múltiples beneficios, por lo que existe a su vez toda una red de contrabandistas al margen de la ley. La especia también es explotada por los nativos del desértico planeta Arrakis, conocidos como fremen, los cuales jugarán un papel fundamental en la historia.

      Hasta aquí todo correcto. El problema llega cuando comienzan a entrar a colación una serie de fuerzas místicas y espirituales, que hacen a los personajes tener visiones del futuro, entrar en trance e incluso comunicarse mentalmente entre ellos. Además, existe una especie de sacerdotisas que tienen una serie de poderes, como el de controlar con su voz al resto de los mortales, entre otros.

      Lo anterior no sería para nada negativo, si no hiciera que el libro entrara demasiado en una introspección personal de los personajes, que a mí me resultó muy duro de leer. Así, los protagonistas tienen toda una serie de debates morales intimistas que hacen que el lector se desvíe de la acción principal y divague por ese mundo de sacerdotisas con conexiones espirituales.

      Ciertamente, es difícil comprender la totalidad de la obra debido a las continuas alusiones a su religión, sus costumbres, sus tradiciones, etc. Sobretodo el principio de la novela en el que se mencionan ciertos rituales religiosos resulta especialmente arduo de leer.

      Todo esto hace que las escenas de acción (que es cierto que no son pocas) queden un poco empañadas. Así tras un excitante pasaje de acción que normalmente suele ser demasiado breve, llega siempre otro más lento en el que se vuelve a este laberinto de pensamientos intimistas de los protagonistas. Esta ruptura del ritmo de la obra es lo que ha hecho que me parezca algo pesada.

      Evidentemente la novela tiene también bastantes aspectos positivos, como por ejemplo las descripciones que realiza del planeta Arrakis. Son tan detalladas que el lector puede imaginarse perfectamente corriendo por las dunas del desierto huyendo de los gusanos gigantes. Ciertamente dichas descripciones hacen que la imagen de todos los paisajes descritos permanezca en la mente del lector de manera indeleble.

      Anteriormente he mencionado las escenas de acción, que proliferan a lo largo de la obra. Junto con las intrigas y conspiraciones para hacerse con el poder, son un elemento que atrae al lector haciendo que quiera seguir leyendo para conocer el desenlace de los acontecimientos. Es una lástima que dichos sucesos estén salpicados de otras escenas más lentas que, como he dicho, hacen que se corte el ritmo de la obra.

      También es muy interesante toda la tecnología desarrollada para el ahorro de agua, ya que al tratarse de un planeta desértico, esta es un bien esencial. Así, existen unos trajes diseñados para aprovechar todos los fluidos corporales y evitar que se pierda la humedad corporal a través de la transpiración, de la orina o incluso de la propia respiración. Se trata de los llamados destiltrajes

      Por otro lado, es cierto que los personajes tienen un gran desarrollo interno y sufren una gran evolución a lo largo de toda la obra. Ese aspecto es muy positivo y me ha gustado bastante. Así, los protagonistas maduran personalmente y van cambiando en su forma de actuar. Los duros acontecimientos que ocurren a su alrededor moldean su personalidad y marcan dicha evolución.

      De este modo, haciendo un balance entre los aspectos positivos y negativos que yo personalmente he visto en la obra, considero que la puntuación que le otorgaré será de tres puntos sobre cinco.



Mi puntuación personal:


3/5

¿Estás de acuerdo con esta puntuación? ¿Crees que esta novela se merece más puntuación? ¿Tu opinión difiere de la mía? Házmelo saber.

Comentarios

  1. Hola!
    No he leído esta novela aunque la vi varias veces en librerías. Nunca me ha interesado especialmente y después de leer tu reseña sigo sin saber muy bien qué hacer.
    Muchas gracias por tu reseña. Un abrazo! Nos leemos pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elena,
      Yo siempre recomendaría leer esta novela porque aunque yo le haya dado solamente un 3 sobre 5, eso no quiere decir que a tí no te vaya a gustar. Es solamente mi opinión subjetiva como lector. De hecho, esta saga tiene muchísimos seguidores y auténticos fans que la sitúan entre sus libros favoritos.
      Como digo, te animaría a leerla y, si lo haces, danos tu opinión para ver si se parece a la mía.
      Un saludo,
      Miguel Ángel.

      Eliminar

Publicar un comentario